MEJOR QUE PERFECTO | Sos Magia!

MEJOR QUE PERFECTO

Mejor que perfecto

Aquí podés escuchar este artículo en formato de audio 

Qué hay mejor que perfecto?!?!?! 

Te quiero compartir un poco lo que aprendí sobre el perfeccionismo. 

Es un comportamiento que en algunos ámbitos pareciera algo genial e incluso divertido o canchero. 

Tal vez, si sos una perfeccionista te digas cosas como:

  • “esto es realmente importante para mí y por eso quiero que sea perfecto"
  • “tengo una vara muy alta” (en el sentido de que te gustan las cosas de calidad)
  • “me gusta que todo esté impecable"

No suena mal, no? 

Sin embargo, si sos una perfeccionista, posiblemente:

  • te cueste mucho sentirte satisfecha tu trabajo o las cosas que producís porque tus estándares son demasiado altos y por eso, tal vez te animes a hacer menos cosas de las que te gustaría
  • te cueste mucho sentirte satisfecha con el trabajo de los demás, y esto puede convertirte en una persona muy crítica del trabajo de otras personas
  • te angusties ante la posibilidad de recibir críticas de otras personas
  • te des cuenta de que con los años, te vas volviendo una persona más rígida y estricta a la que cada vez te cueste más disfrutar, jugar, estar relajada o reírte de vos misma

QUÉ ES LO CENTRAL A ENTENDER EN EL PERFECCIONISMO?

  • que en el fondo, se trata de miedo de perder reconocimiento y/o ganar críticas
  • que te limita en tus posibilidades de crear cosas nuevas en el mundo muchas veces impidiéndote terminar cosas que empezás
  • que limita tu aprendizaje porque ser perfecta mientras aprendés es directamente imposible
  • que sin embargo tiene un beneficio secundario sobre el que te cuento más adelante

CÓMO LLEGAMOS A SER PERFECCIONISTAS?

No nacemos perfeccionistas, nos convertimos en perfeccionistas.

Lo aprendimos muy posiblemente de padres, familiares o mentores a quienes considerábamos referentes a partir de sentir que nos valoraban o reconocían cuando hacíamos algo “bien”, o que nos desvalorizaban cuando hacíamos algo “mal” o cometíamos errores

No se trata de echar culpas sino de entender con compasión.

En Descodificación decimos “Lo que me hicieron, lo hago y me lo hago”. Según este principio, al pedirnos “perfección” o carencia de errores, podemos ver que esto es a su vez lo que nuestros referentes aprendieron de los suyos.

Qué determina que algunas de nosotras sólo queramos hacer las cosas “bien” o no queramos cometer errores, y otras sintamos que hasta que algo no esté “perfecto” no podemos estar tranquilas, sintamos angustia o padezcamos incluso síntomas físicos? 

La intensidad, duración y periodicidad con que experimentamos estas vivencias de que no lo hacíamos lo suficientemente bien

Algunas tal vez vivimos una fuerte experiencia donde nos sentimos expuestas o ridiculizadas ante un error por ejemplo. Otras, vivimos diariamente, cuestionamientos de sus referentes del tipo “te sacaste un 9, por qué no un 10?”.

Mi mamá por ejemplo me decía “tenés que dar el 100% todo el tiempo” o “esto no es lo mejor que vos podés hacer”.

Ella vivió desde los mismos estándares y recibió los mismos mensajes de parte de mis abuelos, que a su vez recibieron los mismos mensajes de sus padres.

Y generación a generación vamos transmitiendo entre otras cosas, las mismas heridas que nos marcaron.

El perfeccionismo, es uno de los mecanismos que desarrollamos para adaptarnos y sobrevivir, lo cual en estas situaciones, significaba no perder el cariño de nuestros referentes. 

Entendimos que si hacíamos algo “perfecto” íbamos a ser reconocidas e íbamos a evitar las críticas (que tienen el consecuente peligro de no ser aceptadas por nuestra manada, por nuestro grupo).

Algo muy interesante es que a las perfeccionistas les resulta extremadamente doloroso que las critiquen y por eso, para evitarlo, primero se critican duramente a sí mismas o lo que hacen y siempre encuentran algo que falta o que no está lo suficientemente bien.

Como decíamos antes, el perfeccionismo entonces estará más agravado, cuanto mayor sea el impacto que estas situaciones hayan tenido sobre la nosotras

La intensidad no está determinada por la situación en sí misma, sino por la persona que lo vive. 

Lo que para unas es una pavada, para otras es algo grave.

También la frecuencia, determina la intensidad

No es lo mismo que en algún momento te hayan pedido carencia de errores o perfección, a la experiencia de que haya sido algo cotidiano.

SOBRE LOS BENEFICIOS SECUNDARIOS

Tanto en Coaching como en Descodificación, creemos que todas las conductas que tenemos los seres humanos, por más locas que parezcan, tienen un propósito y un sentido

El perfeccionismo no es la excepción.

El perfeccionismo tiene 2 posibles beneficios secundarios: evitar las críticas y ganar o sostener el reconocimiento de alguien que nos importa.

Como decíamos antes, el perfeccionismo es un mecanismo que desarrollamos para adaptarnos al ambiente en el que estábamos. Y seguro que en su momento funcionó bastante bien, porque es un comportamiento que sostuvimos y solo sostenemos los comportamientos que de alguna forma nos sirven.

Otros de los mecanismos de adaptación íntimamente relacionados con el perfeccionismo son el control y la autoexigencia

UNA IDEA CENTRAL

Creo que la clave es realmente comprender que este mecanismo adaptativo, no es suficiente para solucionar el problema real que en definitiva es la falta de reconocimiento o desvalorización.

Perfecto no existe. 

Perfecto es imposible.

Esto lo sabemos desde lo racional.

Hecho y terminado es mejor que perfecto (y en eterno proceso de refinamiento).

Esto a veces no lo tenemos tan presente.

Te merecés que te vean, te merecés que te reconozcan y te valoren por el simple hecho de existir.

Sin embargo, a estas alturas, la única que te puede dar un reconocimiento y valoración que realmente te calmen ahora que sos adulta, sos vos.

Como siempre en mi experiencia, el camino es el amor.

Y como en general no sabemos cómo darnos amor incondicional, tenemos que practicarlo hasta que nos salga! 

EVOLUCIÓN EN VEZ DE PERFECCIÓN

Este es un marco en el que te invito a empezar a soltar el perfeccionismo.

Esta frase resume un concepto que aprendí hace algún tiempo y que me repito constantemente: EVOLUCIÓN EN VEZ DE PERFECCIÓN.

Y qué tiene esta frase de especial? 

Evolucionar o crecer es infinito y te alienta a dar pasos hacia lo que querés lograr. Cada paso es mejor que el anterior. 

Esta frase para mi resume la disposición del aprendiz que va a aprendiendo a hacerlo mejor cada vez. 

Creer en la evolución, en el crecimiento, en el aprendizaje, te va a llevar muuuucho más lejos que creer en la perfección.

Ya sé, estás pensando “pero yo quiero hacer un excelente trabajo” y estoy con vos!! yo también quiero hacer un excelente trabajo!! sólo que la forma más efectiva y más amable de hacerlo es ponerte una vara de calidad que en vez de mantenerte inmovillizada porque nunca terminás de lograr que sea perfecto, te permita moverte

Y esto, implica aceptar que el resultado nunca va a ser perfecto pero que va a ser mejor en cada intento.

Te quiero compartir algunos ejemplos para ayudarte a visualizar mejor este concepto:

MUJER PERFECTA MUJER QUE EVOLUCIONA
Desea Un resultado “perfecto” Un resultado poderoso
Objetivo Tiene una expectativa muy alta Puede esperar un gran resultado pero no de forma inmediata
Mira Está mirando todo el tiempo lo que falta, lo que no está bien Está mirando lo que ya está bien, lo que aprendió hasta ahora y lo que puede mejorar
Relaciones Se critica a sí misma y a otrosn Se alienta a sí misma y a otros
Emociones Tiene miedo del error o el fracazo Sabe que el error es parte del proceso de aprendizaje y lo aborda con curiosidad. Cuando comete un error, se hace preguntas.
Pensamientos Cuando comete un error saca conclusiones desproporcionadas diciéndo cosas como “esto es un desastre” o incluso dándole un sentido sobre sí misma, adjuntándolo a su identidad: “yo soy un desastre” Cuando comete un error, se pregunta qué sí hizo bien y qué puede aprender de la experiencia para aplicar en el próximo intento.
Foco Tiene miedo o verguenza ante las críticas, la posibilidad de que otro le eche la culpa de algo o de hacer el ridículo > su foco está en los demás (y cómo la van a juzgar) y posiblemente también en ella misma como su propio juez (cuan mal lo puede llegar a hacer) Está concentrado en su sueño y lo que desea lograr > el foco está en su sueño
Movimientos Pocos y lentos movimientos. A veces incluso, ningún movimiento cuando se queda inmovilizada ante el miedo de no hacerlo perfecto. Movimientos constantes
Una frase que la define Perfecto o nada (entonces, en muchos casos, nada) Pasitos de bebé que te hacen imparable

Si te considerás una perfeccionista y te sentiste identificada con lo que hablamos hoy, te invito a descargar esta visualización en audio que te va a permitir empezar a conectar con tu parte más profunda. Con esa parte que no necesita hacer ni ser nada perfecto. 

Esa parte que ya puede verse a sí misma perfecta, así como es

Perfeccionismo

Hoy conversamos sobre el perfeccionismo. Hablamos sobre sus costos y beneficios, sobre cómo nos convertimos en perfeccionistas, cuáles son las claves del perfeccionismo, te compartí una idea que se resume en la frase “evolución en vez de perfección” y que a mí me ayuda mucho, y también te dejé un ejercicio en audio para que puedas empezar a soltarlo.

De lo que hablamos hoy,

  • qué es lo que aprendiste sobre vos?

Brindo porque puedas ver lo mágica y perfecta que sos así de imperfecta 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima!

Si te interesa explorar el tema del perfeccionismo, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o agendar aquí una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.
SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!