LA POTENCIA DEL PARA QUÉ | Sos Magia!

LA POTENCIA DEL PARA QUÉ

La potencia del para qué

Conocí esta pregunta en realidad cuando estudié coaching. Hasta ahí, en general me había preguntado el “por qué” de las cosas. 

El “por qué” suele dar como resultado explicaciones que en muchos casos me ayudaron a entender cómo funcionan las cosas y a partir de ahí se abrieron algunas posibilidades para mí.

También el “por qué”, me llevó a justificaciones y especulaciones que no me sirvieron de mucho.

Hoy quiero invitarte a explorar una pregunta maravillosa que es el “para qué”.

El para qué te revela lo que te motiva, lo que te energiza, lo que te inspira. Es tu razón más profunda para hacer lo que querés hacer, para moverte.

Es lo que va a ayudarte a levantarte temprano o acostarte tarde para terminar algo importante. Es lo que te va a permitir seguir cuando estés cansada. Te ayuda a ser resiliente. Es la fuerza que te ayuda a dar el primer paso en dirección a tus sueños aunque para eso tengas que enfrentar tus peores miedos.

Cuando estás conectada con tu para qué, es posible que inspires a otros y que atraigas a gente que está en la misma sintonía.

  • para qué querés hacer esto que querés hacer?
  • para qué querés tener esa conversación?
  • para qué querés decir eso específicamente?
  • para qué vas a tener esa reunión?
  • para qué querés comenzar ese emprendimiento o proyecto?
  • para qué querés bajar de peso?
  • para qué querés tener mucha plata?
  • para qué querés conseguir otro trabajo?
  • para qué querés hacer este cambio?

Tal vez el para qué no te resuena porque posiblemente no estés acostumbrada a esta pregunta, así que te propongo alternativas que se me ocurren:

  • qué querés lograr al hacer esto que querés hacer?
  • qué creés que vas a lograr cuando consigas esto que deseás?

Cuando hacemos esta pregunta en coaching, buscamos que la persona se conecte con su motivación más profunda.

Hay miles de para qués y lo que importa es que encuentres el tuyo.

No caigas en la trampa de creer que tiene que ser algo “importante”, “grande” o “alturista”. No caigas en la trampa de creer que otros tienen que creer que es un buen para qué.

Lo importante es que tenga sentido para vos y no es necesario que lo compartas con nadie.

Especialmente cuando lo que estás encarando es o puede ser un gran desafío para vos, es super importante tener un para qué fuerte. Para qué? Para que en esos momentos en que te resulte más difícil, en esos momentos en los que quieras dejar todo, puedas conectar con lo que realmente te motiva y seguir adelante.

Cuando encuentro algún maestro que me gusta o alguien que hace algo que me inspira, investigo cuál es su para qué. Me parece algo super interesante de descubrir en las personas.

UN EJERCICIO SUPER SIMPLE PARA ENCONTRAR TU PARA QUÉ

Lo que te propongo hacer hoy es un brainstorming. Hablamos un poco de este tema aquí.

Te invito a que si estás encarando un nuevo proyecto, un cambio, una conversación importante o una decisión te preguntes para qué lo querés hacer y en una hoja escribas todas las razones que se te ocurran.

Decite la verdad y no te censures. Nadie tiene por qué ver lo que escribís si vos no querés. Simplemente escribí todo lo que surja durante 10 minutos.

Mientras escribís, si hay alguna cosa que notás que te emociona o que te entusiasma, hacé alguna marquita o resaltalo.

Te propongo aquí algunas preguntas adicionales que tal vez te inspiren a encontrarlo:

  • qué es lo importante aquí?
  • cómo te vas a sentir cuando lo consigas?
  • qué cosas van a cambiar en tu vida cuando lo consigas?
  • qué vas a pensar de vos misma cuando lo consigas?
  • qué van a pensar otros de vos cuando lo consigas?
  • qué necesidad profunda se va a calmar en vos cuando lo logres?

Ahora, a escribir tus para qués por 10 minutos! 

LO IMPORTANTE DEL PARA QUÉ

Cómo sabés que encontraste tu para qué? Porque te encendés. Te energizás. Te inspira. Te motiva.

Lo que les pasa a muchas personas cuando encuentran su para qué, es que sienten certeza o convicción de que tienen que dar el paso. Tienen la certeza de que no importa cuánto cueste, van a hacer lo que se proponen. Están determinadas. Decididas.

Para qué es importante la emoción que genera tu para qué te preguntarás…

La emoción es una predisposición para la acción. Es decir que según cómo te sientas, qué emoción estés experimentando, tendrás una inclinación a realizar determinadas acciones y no otras.

Lo que te invito a hacer es encontrar o crear un para qué, que genere la emoción necesaria para que llegado un momento de desafío o dificultad, puedas usarlo como herramienta a usar en 3 niveles:

  • intelectual > tu para qué te recuerda qué es lo verdaderamente importante para vos
  • emocional > tu para qué te genera una emocionalidad que abre determinadas posibilidades (en relación a lograr lo que querés) y cierra otras (por ejemplo la posibilidad de distraerte)
  • actuacional (lo que hacés) > esa emocionalidad, te predispone a realizar las acciones que tengas que realizar para lograr tu objetivo no importa que haya obstáculos y desafíos en el camino
Entonces te pregunto:
  • en tu lista, cuáles son los para qués que más te inspiran, encienden o entusiasman?

Es posible, que encontremos una pista de algo que podría resultar un buen para qué pero que no nos esté generando la emocionalidad necesaria. 

Aquí, lo que podés hacer es ajustar un poco la forma en la que lo estás expresando.

Por ejemplo, a mí no me suena lo mismo decir “quiero llevar a cabo este proyecto para ayudar a mucha gente” que “quiero llevar a cabo este proyecto para que mucha gente deje de sufrir innecesariamente y cambie su vida para siempre”.

“Quiero hacer este taller para compartir con otros lo que sé sobre hablar en público” versus “quiero hacer este taller para que otras personas puedan aprender a trascender este miedo tan intenso y tan común y poder expresar sus ideas en el mundo”

“Quiero bajar de peso para estar más linda” versus “quiero bajar de peso porque quiero verme divina en mi bikini y que cualquier tipo de ropa me quede bien”.

Como ves, de nuevo no importa que tu para qué sea alturista. Lo que lo hace un buen para qué es que te movilice, que te conmueva.

Esto es muy personal y los ejemplos que te dí tal vez no te resuenan. Te invito a trascenderlos y a buscar qué es lo que va con vos.

Te invito a que tomando los para qués que marcaste que te inspiran y movilizan, te pregunto:

  • alguno de estos necesita un ajuste en la forma en que lo expresaste para ser más poderoso?
  • cómo podés hacer ese ajuste?

Te propongo que practiques diferentes posibilidades hasta que lo encuentres 

Vimos entonces la importancia de tener un para qué fuerte si querés encarar algún tipo de proyecto, cambio, conversación difícil o decisión, especialmente cuando se trata de un desafío para vos.
 
También te compartí un ejercicio muy sencillo para encontrar tus para qués y ajustarlos si es necesario para que te generen la emoción que necesitás sentir en esto que querés hacer.

De lo que vimos, 
  • qué te parece lo más importante?
  • Como lo vas a implementar esto que te parece importante en tu vida?

Brindo por para qués que te llenen de energía y que iluminen tu vida! 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima! 

Si querés profundizar sobre tu para qué, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!