IDEAS PARA DEJAR DE PROCRASTINAR | Sos Magia!

IDEAS PARA DEJAR DE PROCRASTINAR

Ideas para dejar de procrastinar

Aquí podés escuchar este artículo en formato de audio 

Hace poco hablamos de tomar acción y hoy te quiero invitar a reflexionar sobre un tema que está emparentado: procrastinar. 

Aunque sabemos que no es muy positiva, es una conducta muy común que todas tenemos o tuvimos en algún punto, de la cual por más sorprendente que parezca, ya hablaban Sócrates y Aristóteles en sus tiempos y a la que se referían como akrasia.

QUÉ SIGNIFICA EXACTAMENTE PROCRASTINAR?

Significa evitar, postergar y/o dilatar la realización de una tarea o conjunto de tareas.

Implica que no nos regulamos del todo bien a nosotras mismas, ya que sabemos que debemos hacer algo que no hacemos mientras procrastinamos.

En algún punto, la presión de lo que tenemos que hacer se vuelve muy fuerte y nos ponemos en acción muchas veces a último momento.

LOS COSTOS DE PROCRASTINAR

Aunque sabemos que es una conducta que muchas veces nos perjudica, no tenemos muy claro de qué forma nos puede llegar a afectar.

Según una investigación, los procrastinadores crónicos, pueden llegar a experimentar depresión, creencias irracionales, baja autoestima, ansiedad y estrés.

Hubo un par de años en la secundaria, en los que no me esforcé en absoluto y de alguna manera, los últimos 3 meses estudiaba todo y entregaba lo que estuviera pendiente, y lograba cerrar bien el año. Claro, con una vivencia interna de ansiedad, presión y estrés.

LAS CLAVES

Quiero contarte aquí de forma muy simple, las que me parecen las claves de este comportamiento:

  • procrastinamos cuando lo que tenemos que hacer nos resulta displacentero > nuestro cerebro privilegia y busca las actividades que nos generan placer inmediato
  • procrastinamos cuando lo que tenemos que hacer nos estresa > una de las formas de lidiar con el estrés es escapar
  • procrastinamos cuando no vemos suficientes recompensas inmediatas en lo que tenemos que hacer > aunque haya muchos beneficios en el futuro, nuestro cerebro privilegia las acciones que nos generan placer inmediato
  • no es una cuestión de fuerza de voluntad > una persona que procrastina no necesariamente carece de fuerza de voluntad (ya hablaremos de este tema más adelante)
  • no es sólo un comportamiento sino que es un hábito > que alimentamos cada vez que lo repetimos
  • podemos revertirlo gracias a la neuroplasticidad > que es la capacidad de nuestras neuronas de adaptarse y establecer nuevas redes neuronales que permitan sostener nuevos patrones de comportamiento
  • el tema no es hacer el trabajo sino empezar el trabajo > esta es la gran clave para mí

Aquí podés leer más sobre la inclinación de nuestro cerebro a evitar el dolor o la incomodidad y a buscar el placer inmediatos.

ESTRATEGIAS

Considerando estas claves, quiero ofrecerte aquí algunas de las estrategias que mejor funcionan a la hora de dejar de procrastinar.

Pero antes, quiero invitarte a dar el primer paso:

EL PRIMER PASO: REGISTRÁ QUÉ ES LO QUE TE INVITA A PROCRASTINAR

Lo primero que quiero invitarte a hacer es a tomar consciencia de qué es lo que te está resultando incómodo o estresante específicamente.

Es un paso importante.

  • Es una tarea que te parece titánica?
  • No sabés por dónde empezar?
  • No tenés ganas?
  • Es algo que no te gusta hacer?
  • Es algo por lo que vas a ser evaluada?
  • Es algo par lo que creés que no te alcanza el tiempo?
  • Es algo que creés que no sabés hacer?
  • Es algo que por alguna razón te da miedo?
  • Se trata de que estás incómoda físicamente por alguna razón?

Una vez que tengas claro de qué se trata, te invito a tener en cuenta las siguientes estrategias que te pueden ayudar 

1. INTERRUMPÍ EL PATRÓN

Como hablamos, procrastinar es un hábito. Es algo que hacemos.

Y cuanto más lo hacemos, más buenas somos haciéndolo y más automático nos sale.

A veces me pasa que sin darme cuenta, ya agarré el teléfono, abrí el Instagram y estoy scrolleando.

Es importante interrumpir ese comportamiento (a veces automático e inconsciente como decíamos) para justamente darnos la opción a elegir.

Mel Robbins ofrece una técnica super sencilla que implica simplemente contar hacia atrás de 5 a 1. 

También simplemente podés levantarte y estirarte. Podés tomar unas respiraciones y conectar con tu cuerpo o cantar una canción.

Eso simplemente, te da un pequeño marco de tiempo para interrumpir el patrón.

Posiblemente te pase como a mí y escuches a tu mente presentar excusas y justificaciones de por qué en realidad es mejor seguir navegando en las redes y no hacer lo que tenés que hacer.

En este momento, no negocies con tu mente. Esto también es parte del patrón 

2. HACÉ ALGO

Hacé algo super chiquito, super simple. Algo que puedas hacer en 2 minutos o menos

Cuando queremos crear un nuevo hábitos, los expertos dicen que es una gran idea usar la regla de los 2 minutos. Elegir una tarea que sea super simple. 

Hacernos a nosotras mismas, casi imposible el NO empezar 

Si lo que tenés que hacer, te parece enorme, difícil, eterno, podés dividirlo en tareas mucho más pequeñas que te parezcan tonterías.

Según las investigaciones, si empezás a hacer algo, tenés 80% de chances de continuarlo.

Sólo se trata de empezar 

3. HACÉ EL 80% DE LO QUE TENÉS QUE HACER, LO MÁS RÁPIDO QUE PUEDAS

No me acuerdo de quién aprendí esta estrategia pero me ayuda muchísimo así que también quiero compartirla con vos porque a veces que procrastinamos no en el inicio sino en la mitad de un proyecto o una tarea.

Se trata de que una vez que estás haciendo, le pongas todo el foco que puedas y “te saques de encima” por lo menos el 80% de la tarea total

Lo que ocurre es que cuando estás en este punto, terminar te es mucho más fácil 

Cuando tengo el 80% de la nota escrita, me es mucho más fácil sostener el foco por un ratito más y cerrarla para obtener la gratificación del trabajo terminado.

ALGUNAS SUGERENCIAS ADICIONALES

De acuerdo a cómo funciona nuestro cerebro, también podés: 

  • darte alguna recompensa > aunque sepamos que lo que tenemos que hacer, cuando esté terminado tendrá consecuencias positivas para nosotras, esa recompensa futura no es suficiente para motivarnos en el presente en el presente así que te puede ser útil reforzarte aquí y ahora. Te sugiero que te des la recompensa sí y sólo sí hacés lo que te comprometiste a hacer y que esa recompensa no sea en detrimento de lo que estás haciendo. Por ejemplo, si estás haciendo ejercicio o dieta, no te prometas un helado por cumplir
  • se consciente de las consecuencias negativas de procrastinar en el presente > así como las consecuencias positivas del futuro no son suficientes para motivarnos, las posibles consecuencias negativas por no hacer lo que deberíamos hacer, a veces tampoco son tan reales en el presente. De qué forma, podés ser más consciente y hacer más reales esas consecuencias en el aquí y ahora?
  • no hagas multitasking > la distracción es uno de los mecanismos de quienes procrastinan, así que te sugiero que también trabajes el foco como hábito. Nuestro cerebro NO tiene la capacidad de realizar 2 tareas a la vez sino que va saltando de una a la otra y eso le hace perder mucha energía. Comprometete durante una cantidad de tiempo de trabajo enfocado sin interrupciones, sin notificaciones ni alertas de ningún tipo.

Hoy hablamos sobre procrastinar. Vimos de qué se trata este comportamiento, cuál es el costo, cuáles son las claves y también algunas estrategias que en mi experiencia dan excelentes resultados.

Espero que te sea útil y te pregunto:

  • que te llevas de este tema?
  • qué acción super simple podés hacer ahora mismo que te tome 2 minutos como máximo para avanzar en algo que estás evitando hacer?

Deseo que puedas encontrar tu propia forma de trascender este comportamiento porque las grandes cosas de la vida, muchas veces nos resultan incómodas pero del otro lado de esa incomodidad, nos espera la magia 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima!

Si querés explorar este tema en una consulta particular, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o ingresá aquí y seleccioná el horario que mejor te resulte para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!