HABLEMOS DE AUTOCUIDADO | Sos Magia!

HABLEMOS DE AUTOCUIDADO

Autocuidado

Aquí podés escuchar este artículo en formato de audio 

Algunas de ustedes me comentaron que necesitaban cuidarse más a sí mismas. Que por diferentes razones no lo hacían. 

A veces sentimos que vivimos para otros y que en el proceso nos quedamos sin energía. Que deberíamos ocuparnos de nosotras.

Pero aún así, no lo hacemos.

Hoy quiero hablarte del autocuidado porque es algo que sabemos o por lo menos intuimos que es importante y sin embargo en la vorágine diaria, a veces no termina siendo una prioridad.

PRIMERO LO PRIMERO

Definamos qué significa autocuidado para estar seguras de que hablamos de lo mismo.

Tal vez te venga la imagen de un spa pero puede ser mucho más que eso 

El autocuidado es cualquier cosa que hagas para hacerte bien a vos misma. Hacerte bien en lo inmediato y hacerte bien también en el mediano y largo plazo.

Se puede implementar de mil maneras porque hay diferentes niveles de autocuidado:

  • físico > cuando hacemos algo que nos hace sentir bien físicamente o nos permite cuidar nuestro cuerpo como por ejemplo tomar un baño de inmersión, ejercitarnos o comer comida sana
  • mental > cuando hacemos algo que nutre nuestra mente como aprender cosas nuevas, descansar lo suficiente, gestionar nuestra mente de forma consciente
  • emocional > cuando hacemos algo para sentirnos bien (seguras, amadas, contentas, entusiasmadas), cuando aprendemos a gestionar nuestras emociones de forma consciente
  • espiritual > cuando hacemos algo que permite desarrollar nuestra vida espiritual dependiendo de las creencias que tengamos
  • social > cuando hacemos algo para cuidar las relaciones que nos importan como darnos tiempo para estar con personas a las que queremos sin apuro, cuando nos planteamos qué queremos para una relación, cuando diseñamos una conversación que queremos tener con alguien que nos importa

Autocuidado es un masaje y también es enfrentar aquello que estás evitando porque te resulta incómodo pero que sabés que es para tu bien. 

Autocuidado es tomar una clase de yoga o comer algo rico, y también es tomar una decisión difícil o fortalecer tu disciplina al hacer ejercicio físico.

Autocuidado es destinar tiempo a aprender, a descansar y a ir a misa o irte de retiro.

Autocuidado es cumplir las promesas que te hacés a vos misma y también hacer maratón de series un fin de semana 

algo que parece obvio

Para qué cuidarnos? Parece obvio. Para estar bien! 

Pero veamos con un poco más de detalle en qué aspectos!

Te cuento por qué para mí está buenísimo autocuidarnos:

  • mejora la autoconsciencia > muchas de nosotras vivimos con más consciencia sobre los otros y por momentos parece que no registraramos lo que nos pasa. Cuando nos empezamos a cuidar de forma más constante y estable, vamos siendo más conscientes de lo que nos pasa y lo que necesitamos a cada momento en diferentes niveles.

    Personalmente me pasa que muchas veces no registro mi propio cansancio, mi estrés o mi estado emocional si estoy con muchas cosas o si estoy muy acelerada. No tener este registro me desconecta de necesidades muy básicas como la del descanso y simplemente paso temporadas enteras durmiendo 4 hs por día.

    Como te imaginarás, eso sólo empeora las cosas.
  • mejora nuestra salud > física, mental y emocional en el mediano y largo plazo (aunque muchas veces se pueden ver efectos super rápidos de cómo impacta el autocuidado en este sentido)
  • mejora nuestra autoestima > como estamos tomando acciones que dicen que somos importantes, nuestro cerebro empieza a tomar nota: "soy importante" y empieza a valorar y a querer eso que ahora es importante.
  • mejora las interacciones sociales > cuando estás mejor, sos capaz de relacionarte con otros de una forma distinta, más sana y más consciente
  • aumenta la productividad > puede ser que te suene raro, pero en realidad cuidarte a vos misma, tomar tiempo y energía para cuidarte a vos misma, luego te da más energía y un manejo del tiempo más eficiente que termina produciendo un aumento en la productividad. Producís de una forma más inteligente y efectiva.
  • nos da fortaleza a nivel psicológico > cuando nos exigimos y nos castigamos si no cumplimos con nuestras expectativas se produce mucho malestar e incluso a veces nos blockeamos. Cuidarnos, nos hace fuertes a nivel psicológico. Cuando nos sentimos fuertes y cuidados, se despierta nuestra curiosidad y nuestras ganas de explorar el mundo

PARA PENSAR

Hay algo importante que quiero invitarte a pensar por un momento: si sabés que el autocuidado es importante, cuál es la explicación que usás más habitualmente para no cuidarte?

Yo lo suelo relacionar con el tiempo (“no tengo tiempo”) y con que hay otras cosas importantes que tengo que hacer (“me ocupo después” / “ahora no puedo”).

A veces no le doy lugar en mi agenda y tampoco le doy prioridad en mi vida.

Algo que también nos pasa a muchas de nosotras es que nos sentimos egoístas si nos damos prioridad.

Cómo es para vos?

Es importante identificar esta historia que te estás contando cuando tenés la oportunidad de cuidarte y no lo hacés para poder elegir qué querés decirte a partir de ahora 

Si durante mucho tiempo, te negaste o no te permitiste momentos de autocuidado, seguramente esta conducta estará bastante arraigada y vas a ver una tendencia a postergar o desestimar directamente el autocuidado.

Por esta razón es importante que decidas si realmente querés empezar a autocuidarte o mejorar la forma en la que lo hacés 

INTENSIDADES

Hay diferentes intensidades de autocuidado.

Es posible que después de un período de estrés fuerte, requieras una “terapia intensiva” de autocuidado y que te vayas a un spa, dediques tiempo a descansar y relajarte o que te mimes de diferentes formas.

Esto es lo que a veces hacemos y algunas de nosotras necesitamos llegar al extremo para permitirnos este tipo de autocuidado

Hay otra intensidad de autocuidado que es más suave, toma menos tiempo y es más constante. Es algo parecido a los hábitos aunque no necesariamente es un hábito.

Puede ser que medites todos los días o que medites cuando creas que se viene un día movido.

Puede ser que practiques yoga o algún tipo de actividad física de forma regular o cuando vas sintiéndote más contracturada.

Algunas de nosotras, no tenemos presente estas 2 intensidades (la terapia intensiva y el autocuidado más sostenido), y muchas de nosotras, no tenemos muy presente esta segunda opción en la que a veces no se requiere mucho tiempo y podemos autocuidarnos un poquito cada día.

UNA FORMA DE PENSAR EL AUTOCUIDADO

Como a mí me cuesta mucho cuidarme a mí misma a veces, quiero compartirte una idea que me sirve para poder hacerlo. 

Se trata de tratarte a vos misma como si fueras tu propia madre. No me refiero a que pienses que sos tu mamá y que te trates como ella te trata. Me refiero a que vos te trates como tratarías a tus hijos. 

Tengas o no tengas hijos, esta idea funciona para muchas personas, así que si no tenés hijos, te invito a que no desestimes la idea hasta no probarla.

Cómo cuidarías a una niña que está estresada?

Cómo cuidarías a una niña que está nerviosa o ansiosa?

Cómo cuidarías a una niña que está cansada?

Cómo cuidarías a una niña que tiene un día difícil por delante?

Mirate con la ternura con la que mirarías a un niñx al que amás.

Hablate con la amorosidad con la que le hablarías a esx niñx.

Tratate con la paciencia con la que lx tratarías.

Verte así, te pone en contacto con tu niña interna.

Abrazala, consolala, contenela, sostenela, proponele un baño, enseñale, hacele masajes, ponele su música favorita, bailá con ella, dejá que se exprese, ayudala a desglosar en pequeños pasos lo que tiene que hacer, elogiala. Lo que sea que necesite.

Lográ que tu niña interna se sienta cuidada, amada, contenida desde esta mirada.

Esta forma de tratarme me salva y trae amor donde había exigencia o agotamiento.

ESTRATEGIAS simples DE AUTOCUIDADO

El autocuidado no tiene que ser épico 

Puede estar en las cosas simples de cada día, en los detalles. Puede ser una forma de vivir.

Quiero ofrecerte 5 ideas para que puedas incorporar el autocuidado en tu día a día.

5 MINUTOS PARA VOS

Lo primero que te invito a hacer es tomarte 5 minutos (literal) para conectar con vos y pensar qué es lo que podés hacer por vos hoy

Una cosa. Algo simple. Algo realizable.

Una cosa muy simple que hago en primavera es regalarme jazmines. Me toma 15 minutos ir a comprarlos y me alegran el día. 

Sólo decidí qué vas a hacer y blockeate un tiempo en la agenda para poder hacerlo.

A veces, cuando no estamos muy entrenadas en esto del autocuidado, no se nos ocurre qué hacer así que aquí te propongo que te descargues una lista de 100 ideas de autocuidado en diferentes niveles.

100 ideas para autocuidarte
CONECTÁ CON TU CUERPO

Especialmente si te das cuenta que te estás sintiendo mal, conectá con tu cuerpo. Registrá qué es lo que está pasando ahí.

Qué te dice tu cuerpo? Qué necesitás ahora mismo?

A veces mi cuerpo me dice que necesito descansar, a veces es un baño calentito, a veces es simplemente moverme más lento, a veces una comida rica. A veces por el contrario, un ayuno.

Si le hago caso, sé que mi energía se renueva.

Cómo podés cuidarlo hoy?

HACÉ LO QUE TE ENERGIZA

Identificá lo que te da y lo que te quita energía. 

Si no podés evitar tener que hacer lo que te quita energía hoy, conectate con algo que te de energía por un ratito.

Hay actividades que siento que me drenan y hay otras actividades que me recargan. 

Por ejemplo, limpiar mi casa no es algo que me encante y siento que me quedo cansada cuando termino. Lo que hago entonces es limpiar mientras escucho podcasts que me gustan.

A veces no puedo compensar en el momento pero si sé que tengo una reunión que me va a quitar energía, con hacer alguna postura antes y después, balanceo un poco mi nivel de energía.

HABLATE BIEN A VOS MISMA

Sé consciente de cómo te estás hablando y hablate como si fueras una niña a la que amás.

Esto tiene que ver con lo que hablamos antes. 

Lo primero es ser consciente cuando te hablás a vos misma y cómo te estás hablando. Son esos pensamientos internos, privados. 

Se lo llama diálogo interno porque es como que hubiera una parte que habla y una parte que escucha.

Tomá consciencia de cómo te estás hablando y si te pasa como a mí, que te hablás de una forma un poco dura a veces, probá hablarte más amorosamente y con más suavidad y fijate qué pasa 

AGENDA EL AUTOCUIDADO

Ya sea que te vayas un día de spa o que te tomes 10 minutos por día para meditar, te sugiero agendar el tiempo que vas a destinar al autocuidado. 

Está comprobado que al agendar, incrementamos nuestro compromiso con eso que agendamos y esto incrementa las chances de que realmente suceda y no lo pospongas.

Si para vos el autocuidado es una prioridad, y especialmente si tu excusa típica es la falta de tiempo, asegurate de agendarlo. A veces son solo 5 minutos, tus 5 minutos 

PARA CERRAR

Lo último que quiero invitarte a pensar hoy es cómo vas a ser cuando seas una mujer que se cuida a sí misma

Tomate un instante para pensarlo, cómo vas a ser? 

Hoy hablamos de qué es el autocuidado, cuáles son sus beneficios, sus intensidades, las razones por las que a veces no lo priorizamos en nuestra vida, te compartí una forma de encarar el autocuidado que me parece espectacular y 5 estrategias puntuales autocuidarte en el día a día.

También te compartí 100 ideas de autocuidado en diferentes niveles en caso de que lo necesites

100 ideas para autocuidarte

De lo que hablamos hoy,

  • qué te llevás?

A mí me importás. Me importa que te cuides y que estés bien. Y estoy segura de que hay otra gente que quiere verte bien. Es la forma en la que más magia vas a poder traer a este mundo. Necesitamos tu magia. Cuidate 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima!

Si te interesa explorar el tema del autocuidado, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!