EL TEATRO DE LA AUTOEXIGENCIA | Sos Magia!

EL TEATRO DE LA AUTOEXIGENCIA

El teatro de la autoexigencia

La autoexigencia es uno de los aspectos de un comportamiento más complejo: la exigencia.

Lo que me hicieron, lo hago y me lo hago decimos en Descodificación.

Es la forma en la que aprendimos a relacionarnos con otros y con nosotros mismos.

Los autoexigentes, solemos decir que somos exigentes solo con nosotros mismos y no con los demás. En realidad no suele ser tan así y ya lo abordaremos más adelante. 

Hoy te invito a que nos enfoquemos en la exigencia con nosotras mismas, algo que es muy común en las mujeres.

Estas son algunas de las pistas que indican que te estás autoexigiendo:

  • te sobrecargás de responsabilidades (pensás mucho en lo que “tenés/debés” hacer)
  • no estás satisfecha con lo que hacés
  • no sos capaz de reconocer tus logros
  • te cuesta disfrutar de la vida porque tenés mucho que hacer

Según diferentes investigaciones, la autoexigencia provoca estados de depresión, ansiedad y estrés que son totalmente innecesarios.

Uno de los abordajes que más me sirvió para trabajar mi propia autoexigencia y también acompañar a otros a trabajar la suya, plantea que en la dinámica interna de la autoexigencia, hay 2 partes involucradas: el exigente y el exigido.

El exigente es la parte tuya que:

  • hace las demandas, estableciendo qué es lo que hay que hacer
  • determina cuál es el estandar que debemos cumplir, cuán bien tiene que estar lo que hacemos para ser “aceptable”. A veces lo aceptable es lo perfecto y como te imaginarás, esto suele ser un problema
  • nos mete presión y para eso nos puede recordar errores del pasado y puede llegar a poner en duda nuestra habilidad para hacer lo que hacemos
  • nos critica duramente si no llegamos a cumplir con sus estandares y lo hacemos “mal"
  • si lo hacemos “bien”, suele adjudicar el éxito a factores externos y fuera de nuestro control o desmerece nuestros esfuerzos

En general, somos bastante conscientes de la voz del exigente. Sin embargo, te propongo que la conozcas un poco mejor:

  • en qué aspectos de tu vida, está más activa tu parte exigente?

Por otro lado, el exigido es la parte tuya que:

  • hace el trabajo tratando de cumplir con el estandar de lo que está “bien"
  • recibe la presión
  • recibe las críticas

En general, no somos tan concientes de esta parte nuestra así que para conocerla un poco más, te pregunto:

  • cómo se siente el exigido?
  • qué necesita en esta situación para poder dar lo mejor de sí?

Es bastante frecuente que el exigente tenga algún tipo de éxito con sus tácticas y también es posible que haya un costo que estés pagando por exigirte:

  • cuál es el costo que estás pagando al sostener esta exigencia?

Tené en cuenta:

  • que la parte exigente tiene una intención positiva, es decir que eso que quiere lograr suele ser importante para vos
  • que los métodos que usa el exigente son en parte efectivos (aunque no del todo)
  • que la forma en que actúa el exigente (los modos) genera dolor en el exigido

Considerando esto, te darás cuenta que no es un gran negocio la autoexigencia (tiene un alto costo y no es del todo efectiva) y que habrá mejores formas de conseguir esto que es tan importante para vos.

Qué podría ser más efectivo en el sentido de ayudarte a lograr mejores resultados y a la vez, no tener un costo emocional tan pesado para tu exigido?

Que ambas partes aprendan juntas la mejor forma de relacionarse y lograr lo que se proponen, trabajando en equipo.

  • cómo querés que se relacionen estas partes tuyas de ahora en adelante?
  • qué vas a hacer para que eso ocurra?

Te dejo aquí una visualización para trabajar en esto!

El teatro de la autoexigencia

Los diálogos que mantienen estas partes suelen ser bastante automáticos porque llevamos muchos años practicándolos.

Sin embargo, es posible cambiarlos si prestás atención durante un tiempo!

Tené en cuenta que se trata de un proceso:

  • Tomá conciencia de cuándo aparece tu exigente (momentos en los que te ponés estándares muy difíciles de lograr o incluso imposibles, momentos en los que te metés presión, momentos en los que te criticás o momentos en los que no valorás o pasás por alto las cosas que hacés bien).

  • A partir de que puedas detectar cuando aparece tu exigente, para que aprenda una nueva forma de tratar a tu exigido, el primer paso es pedirle que se corrija según lo que aprendió porque esta dinámica va a seguir funcionando automáticamente por un tiempo, tal como funcionó hasta ahora. Contá con que va a ser así! Pidiéndole al exigente que rectifique lo que dice o como lo dice, le estás mostrando cómo querés que lo haga.

    Durante este tiempo, es importante que ayudes a tu exigente y le recuerdes cuáles son los mejores modos 

    Por ejemplo, si el exigente dice “sos un desastre”, al editarse, dirá algo como “No sos un desastre. Lo que hiciste bien/en lo que avanzaste fue…, lo que podés mejorar es… y lo podés hacer de esta manera...”

  • Practicá. Con el tiempo y cuanto más la practiques, esta nueva forma de tratarte internamente va a ir saliendo más fácil y naturalmente.

Hasta acá hablamos sobre la autoexigencia y te conté sobre el modelo que la explica como una dinámica interna en la cual participan 2 personajes, ofreciéndote la posibilidad de explorar y empezar a redefinir esa relación.

También te propuse un ejercicio de visualización para trabajar sobre tu autoexigencia.

De lo que vimos hoy,

  • qué es lo que te llevas de este tema?
  • qué aprendiste a partir de estos personajes internos?

Ojalá puedas experimentar cómo algunos cambios esta relación interna entre exigente y exigido, pueden cambiar tu vida radicalmente 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima! 

Si querés explorar y trabajar sobre tu autoexigencia, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!