CREETELA! (segunda parte) | Sos Magia!

CREETELA! (segunda parte)

Creetelá! (segunda parte)

Hoy quiero invitarte a continuar la reflexión que arrancamos la semana pasada sobre las creencias porque es un tema muy jugoso! 

Lista?

Vamos!

UNA CURIOSIDAD SOBRE LAS CREENCIAS

Hace unos años, me crucé con el trabajo de un biólogo que se llama Bruce Lipton que investiga cómo las creencias influyen en nuestra biología determinando diferentes reacciones y comportamientos en las células de nuestro cuerpo.

Así de arraigadas están las creencias!

El trabajo de Bruce Lipton comienza a explicar por ejemplo las diferencias entre la evolución de las enfermedades en unos pacientes con creencias limitantes y otros con creencias posibilitantes.

Si te interesa el tema, te invito a leer sus libros y a ver el documental Heal que también habla de estos temas 

SOBRE EL ORIGEN DE LAS CREENCIAS

ALGUNAS SON HEREDADAS

Por más que no te des mucha cuenta, aunque seas una mujer adulta hecha y derecha, muchas de las creencias que sostenés son heredadas. De mamá, de papá, de tus abuelos u otros mentores, del entorno educativo en el que creciste, de las familias de tus amigos más íntimos, etc.

En algún momento, todos ellos te dijeron o te mostraron:

  • cómo era el mundo > tal vez te dijeron que era un lugar peligroso o tal vez te dijeron que era algo a explorar con curiosidad
  • qué estaba bien y qué estaba mal > tal vez te dijeron que estaba bien ir a misa y que estaba mal robar
  • cuáles eran tus cualidades > tal vez te dijeron que eras inteligente, linda, alegre, divertida, ocurrente...
  • cuáles eran tus defectos > posiblemente te dijeron que eras distraída, torpe, o miedosa
  • qué cosas se podían hacer > tal vez, alguno te dijo que podías trabajar de lo que quisieras y que sólo tenías que elegir
  • cuáles se debían hacer > posiblemente te dijeron que debías estudiar algo o ser madre
  • qué cosas eran imposibles > tal vez te dijeron que vos no podrías llegar a la luna o que no podías elegir libremente a qué dedicarte porque había una profesión o negocio familiar que continuar. Tal vez te dijeron que del arte no se puede vivir.
  • que cosas nunca debías hacer > probablemente, alguien te dijo que nunca engañaras a una amiga o dejaras algo sin pagar
  • cómo se debían comportar las personas con vos > tal vez no te dijeron específicamente que nadie tenía derecho a tocar tu cuerpo si vos no querías, pero ojalá te hayan mostrado que habían cosas que no debían suceder

Durante tu vida de niña y adolescente,

  • qué te dijeron o mostraron sobre cómo era el mundo?
  • qué te dijeron o mostraron que estaba bien y que estaba mal?
  • cuáles te dijeron que eran tus cualidades?
  • cuáles te dijeron que eran tus defectos?
  • qué cosas te dijeron que se podían hacer?
  • y cuáles te dijeron que eran imposibles?
  • qué cosas te dijeron que eran tu deber?
  • cómo te enseñaron que otros se tenían que comportar con vos?

Estas creencias heredadas son super potentes porque especialmente cuando fuimos niñas, no pusimos en duda estas creencias, simplemente las creímos porque aquellos que nos las transmitieron tenían toda la autoridad del mundo para nosotras.

Hoy somos grandes y podemos cuestionarlas o por lo menos observarlas. De hecho, puede ser muy sano para nosotras 

  • cuáles de esas creencias todavía sostenés hoy?
  • cuáles de esas creencias están desactualizadas?
  • cuáles de esas creencias, te están trayendo resultados que no querés en tu vida?

Durante mi formación en coaching y haciendo un ejercicio similar a este, me encontré definiéndome como me definió mi abuela en una oportunidad al inicio de mi adolescencia. Realmente creyéndolo. 

Después de pensarlo brevemente, me di cuenta de que eso que me estaba diciendo, no estaba sustentado en hechos. Estaba desactualizado y no me era funcional seguir repitiéndomelo 

ALGUNAS SON CREADAS 

No todas las creencias provienen de tus padres y mentores de la infancia o adolescencia. Algunas, las fuiste creando a lo largo de tu vida.

Estas creencias, se suelen generar a partir de evidencias

Interpretamos y sacamos conclusiones a partir de lo que sucede.

Si por ejemplo, hacés algo 2 ó 3 veces y no te sale bien, posiblemente tengas la convicción de que no sos buena para eso.

A veces me digo que no soy buena cocinando. Sin embargo, a pesar de que no cocino muchas cosas, a mi familia le gusta, le parece realmente rico lo que cocino. Esta creencia, surje de haber “fallado” al ejecutar unas 5 recetas diferentes que pueda recordar. 

Lo que hizo mi cerebro fue radicalizar y generalizar esas evidencias: 

  • el haber intentado una vez y que no haya salido bien, significa que nunca va a salir bien > no hay más de una chance de que salga bien en cada receta
  • como no me salieron bien 5 recetas, ninguna receta me va a salir bien > lo que pasa con esas 5 recetas, se extiende a todas la categoría "recetas"

Ya no me digo esto aunque a veces noto que esta idea aparece automáticamente.

En tu caso,

  • qué cosas descubriste que hacés mal? en qué evidencia te basás específicamente?
  • qué cosas descubriste que para vos son imposibles? en qué evidencia te basás específicamente?
  • qué cosas descubriste que hacés bien?
  • qué cosas descubriste que son posibles para vos aunque tal vez antes creyeras que no?

EL GRAN TRUCO DE LAS CREENCIAS

El gran truco de las creencias es que no son tan visibles a simple vista.

Son maestras del disfraz!

Se cuelan en nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestras emociones, nuestras acciones y nuestros resultados pero están en código 

Es como si siempre hubiéramos tenido unos lentes de contacto de color gris. Estos lentes de contacto, nos permiten ver el mundo en blanco y negro y como siempre los tuvimos, asumimos que el mundo es así. Blanco y negro.

No vemos los colores y tampoco vemos los lentes. No nos damos cuenta de que los tenemos puestos.

Si estás pensando que podés sacarte los lentes de contacto, de momento tengo que decirte que no se ha descubierto la forma  

Lo que sí podés hacer, es ir transformando esos lentes de a poco, ir cuestionando las creencias que sostenés y no te son funcionales, diseñando nuevas creencias que amplíen tus posibilidades y te permitan ver más colores.

Hoy seguimos conversando sobre las creencias y te conté brevemente que según Bruce Lipton, las creencias influyen en el comportamiento de nuestras células impactando ende esta forma en todo nuestro organismo. 

Reflexionamos sobre el origen de las creencias y cómo algunas pueden estar desactualizadas o ser disfuncionales, y de esta forma estar generando obstáculos para nosotras sin que nos demos cuenta.

También te ofrecí algunas preguntas para reflexionar sobre todo esto.

Si querés profundizar sobre este tema y conocer estrategias para modificar las creencias que te resulten disfuncionales en relación a lo que querés conseguir en tu vida y a la mujer que querés ser, te invito a descargar este especial 

Creer para crear

Y ahora quiero preguntarte esto que te pregunto siempre y que tiene un sentido (confiá en mí!): 

  • de lo que hablamos hoy de las creencias y lo que reflexionaste sobre tus propias creencias, qué aprendiste?
  • cómo vas a implementar esto que aprendiste en tu propia vida?

Deseo que este trabajo te ayude a ser más consciente de aquellas creencias que puedan estar limitándote u opacando tu brillo  

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Que tengas una hermosa semana!

Si te interesa explorar el tema de las creencias o de las dificultades que estás encontrando en lograr lo que querés, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!