4 ESTRATEGIAS PARA CUMPLIR CON TUS COMPROMISOS | Sos Magia!

4 ESTRATEGIAS PARA CUMPLIR CON TUS COMPROMISOS

Estrategias para cumplir con tus compromisos

Tal vez te haya pasado como a mí que a veces realmente querés hacer algo, y te organizás para arrancar pero al momento de ejecutarlo te encontrás haciendo algo completamente diferente. 
 
A esto le siguen algunas conversaciones internas, en mi caso reprochándome o reprendiéndome por no haber cumplido ese compromiso.
 
En tu caso, 
  • qué hizo que no cumplieras lo que habías dicho que ibas a hacer la última vez?
  • qué tipo de cosas te decís a vos misma cuando no cumplís ese compromiso que habías decidido tomar?
  • en qué tono te hablás?

Hoy te invito a explorar algunas de las razones típicas que hacen que no cumplamos con nuestros compromisos.

LLEGADO EL MOMENTO, NO TENEMOS GANAS

Esta es una de las razones más frecuentes si somos completamente honestas con nosotras mismas.

Tal vez “tenemos ganas” al momento de decidir lo que queremos hacer, pero al momento de hacer lo que hay que hacer, esas ganas desaparecen y nos puede resultar difícil, tedioso, aburrido o complicado.

Tal vez para escaparnos de esta incomodidad, empecemos a distraernos con otras actividades o encontremos algo “más importante”.

  • qué cosas importantes estás dejando de hacer porque no tenés ganas?
  • qué pensás específicamente cuando no tenés ganas?
  • cómo te sentís cuando no tenés ganas? cómo es el nombre de esa emoción?

FACTORES QUE COMPITEN POR TU ENERGÍA

Por la forma en la que funciona nuestro cerebro, hay 2 elementos que fácilmente pueden interponerse en tu camino por hacer lo que te comprometiste a hacer: que tenés deseos de hacer otra cosa o que tenés razones para no hacer lo que te comprometiste a hacer.

OTROS DESEOS

Las ganas de mirar tu serie favorita, ocuparte de tus redes sociales o ir a tomar algo con una amiga, pueden perfectamente entrar en esta categoría. También, el deseo de ser una mejor madre, la necesidad de desarrollar un producto nuevo para tu emprendimiento o de hacerte tiempo para conversar con tu pareja sobre un tema importante.

Estos deseos y necesidades también te importan y suelen aparecer en estos momentos.

  • cuáles son los deseos que suelen aparecer cuando no tenés ganas de hacer lo que te habías comprometido a hacer?
  • qué te dicen esos deseos?

Te hago la última pregunta, porque en mi caso por ejemplo, suelo tener deseos de tiempo libre porque justamente no me lo permito lo suficiente. Tal vez haya alguna información interesante para vos en la respuesta a esta pregunta 

LAS RAZONES QUE TENÉS PARA NO HACERLO

Otro factor que que puede interponerse a la hora de cumplir con tus compromisos, también debido a cómo funciona tu cerebro, son las razones que tenés para NO hacerlo.

Una parte antigua y muy poderosa de nuestro cerebro, trata de evitar cualquier incomodidad salvo que haya una extraordinaria recompensa. Esto lo hace en realidad por razones de supervivencia y está muy entrenado para hacerlo, así que lo hace MUY bien.

Si lo que querés hacer, representa algún tipo de incomodidad para vos, tené en cuenta que lo más probable, es que tu cerebro trate de disuadirte llegado el momento.

Puede decirte que es mucho trabajo, que no vas a terminar a tiempo, que no vale la pena, que no te va a salir bien. Lo que sea para que no lo hagas.

  • qué te está diciendo tu cerebro de esto que querés hacer?
  • en qué aspectos es incómodo, difícil o complicado?

Si querés crecer y evolucionar, el único camino es la incomodidad, por lo menos la incomodidad a nivel cognitivo.

ESTRATEGIAS

Aquí te propongo algunas estrategias que te pueden resultar útiles si te estás encontrando con que no cumplís con lo que dijiste que ibas a hacer:

1. APALANCATE EN UN BUEN PARA QUÉ

Hablamos de esto aquí así que si no lo leíste, te invito a que lo hagas ahora 

Tener un para qué fuerte, siempre ayuda al momento de cumplir con tus compromisos.

2. CONTÁ CON QUE ESTOS IMPEDIMENTOS VAN A SURGIR

Y planificá qué vas a hacer al respecto!

  • qué vas a decirte a vos misma cuando detectes que no estás cumpliendo con algo que dijiste que ibas a hacer?

Te invito a hablarte amorosamente, reconociendo que, como hablamos antes, esto es normal.

  • si cuando tengas que cumplir con lo que comprometiste a hacer no tenés ganas, qué vas a hacer específicamente?
  • si cuando tengas que cumplir con lo que te comprometiste a hacer surge otra cosa para hacer que también es importante para vos, qué vas a hacer?
  • cómo te vas a recordar el compromiso que tomaste?
  • cómo te vas a recordar el para qué de tu compromiso?

Con estas preguntas, de alguna manera, estás diseñando cómo actuar si algo de esto sucede. 

Si lo ensayás en tu mente primero, te va a ser más fácil actuar de forma consciente después.

3. DECITE QUE NO A VOS MISMA

Ya vamos a hablar sobre el hecho de que decirle que no a los otros, suele ser un tema con el que muchas personas tienen dificultades.

Hoy te quiero invitar a considerar decirte que NO a vos misma. 

No estoy hablando aquí de decirte que NO en el sentido de negarte a vos misma. Esto es algo a lo que muchas de nosotras estamos acostumbradas y también es un tema que tocaremos en algún momento.

En este caso, decirte que NO, significa en realidad decirte que SI a lo más importante. Decirle que SI a lo que creés que es más valioso para vos.

Tal vez le digas que NO a tus ganas de hacer maratón de series, y le estés diciendo SÍ a tu emprendimiento porque considerás que puede cambiarte la vida lanzarlo. 

Tal vez le estés diciendo que NO a navegar sin rumbo fijo en redes sociales, y le estés diciendo que SI a mirar una buena película con tu pareja o amigas para cubrir tu necesidad de esparcimiento y conexión.

No sé si tenés hijos o algún niño cerca pero seguramente sepas que algo importante a trabajar con los chicos, es el NO. Hay una enorme diferencia entre un chico al que no se le dice que NO y otro chico que sí los ha recibido. 

El NO muchas veces es un límite que protege su propia seguridad. Muchas veces un límite que lo direcciona hacia mejores opciones

El chico que está acostumbrado a que eventualmente hay un NO, se mantiene calmo. El chico que no está acostumbrado o sabe que puede torcer ese NO, hace caprichos y berrinches cada vez más fuertes porque sabe que de alguna forma va a conseguir salirse con la suya.

En parte, en nuestra mente, seguimos siendo esas niñas y como ahora somos también adultas, las que nos tenemos que decir que NO, somos nosotras mismas.

Para qué? Para que no nos dominen los impulsos caprichosos y podamos ser las mujeres que soñamos ser.

  • en qué aspectos o en qué cosas, creés que para ser la mujer que deseás, necesitás aprender a decirte que NO a vos misma?
  • qué puede pasar si aprendieras a decirte que NO a vos misma en estos aspectos?
  • de qué manera te estarías haciendo más fuerte al decirte que NO en estos aspectos?
  • en ese caso, a qué te estarías diciendo que SI?

Tampoco me refiero aquí a que te digas que NO a las cosas importantes. En ese caso, podrás decirte “ahora NO” y ocuparte de eso en otro momento 

Por ejemplo,  mi niña de 5 años me pide jugar constantemente. Con ella, uso una estrategia que aprendí de una psicóloga infantil y que me resulta muy útil.
 

Como sé que tiene que ver con una necesidad real de ella, no le digo que NO, sino que le suelo decir “ahora NO pero en 1 horas SI vamos a jugar”. 

Es decir que le digo “ahora NO”, le digo cuando SI y le dejo claros los límites.

Como comenté antes, en general planifico poco tiempo libre y al igual que mi hija de 5, mi niña interna se calma cuando le hablo así y ya no se interpone en lo que quiero hacer. 

  • cómo le vas a hablar a tu niña cuando le digas que no?
4. ACTUÁ SIN PENSAR

Por más loca que parezca, esta estrategia me funciona increíble.

La clave aquí para mí es identificar el momento preciso en que mi cerebro empieza a negociar diciéndome que no tengo ganas, que es difícil, que mejor hago otra cosa, que apareció algo importante, etc.

En ese momento, le bajo el volumen a esa voz y simplemente doy el primer paso para hacer lo que tengo que hacer. Sin pensar.

Hace unos años, alguien me dijo “hay que hacer y las ganas vienen después”. La verdad es que este consejo personalmente me resultó super útil y funciona exactamente así para mí, así que quiero invitarte a considerar esta idea.

A veces no tengo muchas ganas de escribir algo para el blog porque organizar información de diferentes fuentes, analizarla, pensar cómo explicarla de forma clara, simple y cercana, a la vez siguiendo un hilo y sumándole preguntas que te inviten a la reflexión, me resulta un desafío. Sin embargo, cuando lo empiezo a hacer, me entusiasmo y lo disfruto.

A veces ir a pilates, me resulta tedioso o incluso encuentro cosas más importantes o más urgentes. Sin embargo, si me pongo mi ropa de gym y salgo, me voy entusiasmando en el camino y llego al estudio de buen humor y lista para pasar un buen rato.

A veces me da fiaca jugar con mi hija porque me parece que es una “pérdida de tiempo” considerando las cosas “importantes que tengo que hacer”. Sin embargo, me obligo a jugar con ella sin ganas, y a medida que van pasando los minutos, me divierto creando historias, personajes, voces, y sin que me de cuenta el tiempo se me termina volando.

Hacer cosas a pesar de que no tengo ganas, me está resultando una habilidad super útil a desarrollar para trabajar por lo que realmente creo que es importante.

Es posible que nunca “tengamos ganas” de hacer las cosas difíciles porque básicamente nuestro cerebro está diseñado para evitar lo que nos resulta incómodo

Lo genial es que cada vez que actuás y efectivamente cumplís con lo que dijiste que ibas a hacer, tu cerebro registra evidencia de que sos una persona que cumple con sus compromisos 

Si te interesa este tema, te recomiendo un libro “El poder de los 5 segundos” de Mel Robbins. Personalmente la técnica no me funciona siempre pero hay mucha gente a la que sí le resulta útil y el libro habla mucho de esto de no tener ganas. 

Hoy hablamos de los 2 factores que compiten por tu energía a la hora de cumplir tus compromisos y te compartí 4 estrategias que me resultan super efectivas para poder honrarlos.

De todo lo que hablamos hoy,  

  • qué es lo más importante que te llevás?
  • cómo podés implementarlo en tu vida?

Te deseo que cumplas con los compromisos especialmente con vos misma para poder crear la vida de tus sueños y desplegar toda tu magia 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima!

Si te interesa profundizar en este tema, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!