EL SECRETO DEL UNIVERSO | Sos Magia!

EL SECRETO DEL UNIVERSO

El secreto del universo

Es posible que ya sepas esto que te voy a contar pero para mí es casi casi el secreto del universo y quiero compartirlo con aquellas personas que no lo conocen.

Se trata de cómo funcionamos y hay un cierto orden, como en todo en la vida 

Resulta que existen circunstancias o hechos que son totalmente neutros, es decir, que no son positivos ni negativos. Un hecho es algo que ocurre. Sin ningún tipo de valoración. 

El muro de Berlín cayó, hubo un terremoto en México el 19 de septiembre, la pantalla de mi celular está rota, mi mamá falleció, tengo 2 hijos. 

Todas estas cosas pueden ser comprobadas. Se puede mostrar evidencia en cada caso de lo que digo. Cualquier testigo, estaría de acuerdo en que estas cosas son exactas y verdaderas.

Podríamos presentar filmaciones de la caída del muro de Berlín o del terremoto en México. Te podría mandar una foto de mi celular. Existe un certificado de defunción que tiene el nombre de mi mamá y 2 partidas de nacimiento donde mi nombre figura como el de la madre.

Antes decía que las circunstancias o hechos, son neutros. En sí mismos, no son ni positivos ni negativos. Ni siquiera el fallecimiento de mi mamá, aunque la amo con el alma, es negativo. Como hecho, es neutro. 

Un hecho es algo que ocurre en el mundo (un desastre natural por ejemplo), lo que hacen o dicen otras personas, lo que pasó (el pasado)

Imagino que lo último que dije puede resultarte polémico, pero seguí conmigo y espero que puedas ver a dónde apunto 

Una vez que un hecho ocurre, nuestro cerebro hace algunas cosas casi de forma simultánea y en fracciones de segundo, así que puede ser imperceptible para nosotros:

  • le pone una etiqueta > de alguna manera cataloga de qué se trata. Le da un sentido o un significado. En el ejemplo de mi mamá podría ser “separación” pensando en que ya no voy a verla. En el ejemplo de mis hijos, podría ser “protección”.
  • le pone una valoración > en función de la etiqueta, decide si es positivo, negativo o de no interés (equivalente a neutro). En mis ejemplos, en el fallecimiento de mi mamá, podría ser valorado como un hecho negativo y en el caso del nacimiento de mis hijos, como un hecho positivo.
  • califica el hecho > agrega un adjetivo. En el caso de mi mamá, podría ser “horrible”, en el caso de mis hijos, podría ser “infinito” o “increíble"

Después de hacer este proceso, que como decía antes es super rápido, el cerebro crea un pensamiento que en muchas ocasiones también es super rápido. 

En el ejemplo de mi mamá, el pensamiento podría ser “que mamá haya muerto es horrible. Nunca más voy a verla o escucharla”. El pensamiento con respecto a mis hijos podría ser “Son lo más increíble e importante para mí”.

Lo que quiero mostrarte en esta especie de “cuadro a cuadro”, es que el evento (hecho o circunstancia) en sí mismo no es positivo ni negativo porque los que juzgan son nuestros cerebros. El hecho, simplemente ocurre pero cuando yo me entero que ocurrió, me “doy cuenta” y lo califico como “positivo” o “negativo”.

Algo que nos pasa muy frecuentemente es que no podemos distinguir un pensamiento de un hecho y tratamos a nuestros pensamientos como hechos (cosas en las que todos estamos de acuerdo), cuando en realidad, un pensamiento es nuestra forma particular de interpretar lo que sucede

Una vez que el cerebro hizo todo esto, surge a causa de ese pensamiento, una emoción

Las emociones se pueden nombrar con una palabra y generan en nuestro cuerpo diferentes reacciones químicas y sensaciones corporales que nos predisponen a acciones particulares

Por ejemplo, cuando te sentís triste, es posible que no estés dispuesta a realizar muchas acciones porque el cuerpo está con un nivel bajo de energía. 

Cuando hablo de acciones aquí me refiero a cosas que hacés y a cosas que no hacés o dejás de hacer.

A su vez, las acciones que realizamos, producen determinados resultados en nuestra vida

Si trabajás en tu emprendimiento, seguramente venderás más productos que si no lo hacés.

Para cerrar el círculo, nuestros resultados, refuerzan el pensamiento que tuvimos originalmente.

Este es un esquema para que veas cómo funciona de una vez:

El secreto del universo

El secreto del Universo es que los pensamientos son opcionales. Es decir, que podemos elegir qué queremos o qué nos sirve pensar sobre un hecho o circunstancia. Y porque podemos elegir qué pensar, podemos elegir cómo nos queremos sentir, cómo queremos actuar y qué resultados queremos tener.

Para ilustrarlo, te voy a dar un ejemplo concreto:

Hecho: agenda completa de actividades
Pensamiento: no voy a llegar a hacer todo
Emoción: me siento desmotivada
Acción: me distraigo con las redes sociales o el celular, trabajo de forma dispersa, no estoy atenta a lo que planifiqué en mi agenda
Resultado: no llego a hacer todo lo que planifiqué / me quedan 2 actividades pendientes

Hecho: agenda completa de actividades
Pensamiento: planifiqué con consciencia y puedo hacer todo lo que programé
Emoción: me siento enfocada / centrada
Acción: antes de comenzar una tarea veo el tiempo que tengo para desarrollarla, trabajo sin distracciones
Resultado: llego a hacer todo lo que planifiqué

Como ves en este ejemplo, si cambiás el pensamiento, cambia todo lo demás (excepto los hechos por supuesto) y el resultado, se convierte en una evidencia de que el pensamiento fue “correcto”.

Espero que puedas ver que esta es una gran noticia! 

Lo único que puede escapar a nuestro control o influencia, son las circunstancias, hechos o eventos. Todo el resto (nuestros pensamientos, lo que sentimos, cómo actuamos y los resultados que obtenemos) dependen de nosotras.

Los científicos dicen que tenemos unos 60.000 pensamientos por día. Algunos son automáticos y pasan tan rápido que no somos del todo conscientes de ellos

Sabiendo que en definitiva, tus pensamientos determinan tus resultados y cómo te sentís, te invito a ser más consciente de ellos porque el primer paso siempre es conocerte y entenderte 

Te invito a hacer un breve ejercicio que a mí me resultó muy útil, respondiendo estas preguntas:

  • qué resultado estás teniendo en tu vida que no te gusta?
  • qué cosas hiciste o no hiciste que generaron ese resultado?
  • qué emoción experimentabas cuando hacías o no hacías esas cosas? cuál es esa emoción en una palabra?
  • qué pensás que te hace sentir de esa manera en relación a este tema?

Espero que te haya parecido interesante este tema. A mí me fascina! 

Para terminar, quiero preguntarte:

  • qué te parece lo más importante sobre lo que vimos hoy y querés recordar?

Es un tema complejo y seguiremos hablando sobre esto así que estate atenta a próximas publicaciones! 

Si conocés a alguien a quien le pueda ser útil este artículo, te invito a compartírselo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hasta la próxima!

Si te interesa trabajar con respecto a tus resultados, a las cosas que hacés o no hacés, a tus emociones o a tus pensamientos y creencias, te invito a escribirme a sesiones@sosmagia.com.ar o enviarme un mensaje aquí para coordinar una conversación de 30 minutos por teléfono o skype totalmente gratuita para que me cuentes un poco sobre vos y el punto en el que estás, y evaluemos la posibilidad de trabajar juntas.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES SEMANALES CON HERRAMIENTAS Y RECURSOS EXCLUSIVOS!